Historia

Orígenes

La primera historia que se escuchó acerca del origen del Ving Tsun fue difundida por el Gran Maestro Ip Man (Yip Man), considerado como el padre del Ving Tsun moderno, en 1953. Al parecer fue consultado por un periodista dada la fama del Gran Maestro y éste refirió una historia corta y a la vez fantástica. Según él, el Ving Tsun deriva de una monja Shaolin llamada Ng Mui, quien había escapado milagrosamente junto con otros cuatro monjes de la destrucción del Siu Lam ( Templo Shaolín del Sur) por agentes del gobierno, quienes lo consideraban un lugar proclive a la rebelión política. Al parecer, Ng Mui viajó por toda la provincia y pasó mucho tiempo buscando la manera de optimizar su conocimiento en artes marciales, para facilitar su enseñanza y a la vez mejorar su rendimiento y aplicación. Otros autores nombran una leyenda en la cual la monja observó la lucha entre una grulla y una serpiente, de donde logró extraer los movimientos que aplicaría a su sistema de pelea. Esta leyenda es sin embargo poco probable, considerando que a la mayoría de los artes marciales chinos se les atribuye un origen similar, en un momento en que el creador observa a un animal, gana un conocimiento superior casi metafísico y extrae de él los conocimientos. Según Yip Man, Ng Mui llegó a un pueblecito agrícola, donde conoció a una joven llamada Yim Ving Tsun (que significa “hermosa primavera”) quien tenía problemas para evitar el matrimonio forzado con un hombre brusco. Según la leyenda, la monja enseñó las bases de su sistema a la joven, quien finalmente logró evitar el matrimonio indeseado, al salir victoriosa de un combate con el pretendiente. Yim Ving Tsun continuó enseñando el sistema, y Ng Mui nombró el sistema en honor a su discípula. La línea que se siguió fue entonces familiar y en estricto secreto, hasta que el Gran Maestro Yip Man comenzó a enseñarlo en Hong Kong, donde tuvo múltiples alumnos, quienes finalmente difundieron este arte por todo el mundo.

El Gran Maestro Moy Tung

Copy of Sifu 2

El Gran Maestro Anthony “Moy Tung” Dandridge es el fundador de la escuela de Ving Tsun Kung Fu de Richmond (USA) que se ha ramificado y crecido por todo Estados Unidos. Una de esas ramas es la escuela de Iowa City, de donde nace esta escuela de Madrid.

La vida de Moy Tung se vio influenciada por las artes marciales desde una edad muy temprana. Nacido en Richmond, Virginia, se crió en New Jersey y Philadelphia. Cuando no estaba viajando a las diferentes bases militares en las que su padre estaba destinado a lo largo de los EEUU y otros países. Obtuvo alto ranking en distintos sistemas de artes marciales, incluso llegó a ser instructor de Karate. En 1980 su contínua búsqueda de artes marciales superiores le llevó a Nueva York y al Gran Maestro Moy Yat. Durante sus primeros años de entrenamiento en la escuela de Chinatown de New York City, Moy Tung iba y venía cada día desde Philadelphia. Tras poco tiempo estudiando, estaba muy contento y entusiasmado de descubrir el increíble poder disponible incluso en las técnicas más básicas del Ving Tsun que había aprendido. Se dio cuenta de que sus compañeros de sparring que hasta el momento habían sido rivales formidables, ahora eran fáciles de vencer. Moy Tung decidió entonces que un sistema tan poderoso debía tener su completa dedicación. Se convirtió en un estudiante en el verdadero sentido de la palabra, viendo este sistema de artes marciales como un principiante pese a su vasta experiencia en otros sistemas de artes marciales. En tres años Moy Tung se embarcó en el entrenamiento del Ving Tsun como un compromiso a tiempo completo.

Dos de los primeros seis años del entrenamiento de Moy Tung los hizo viviendo con su Sifu, como un estudiante personal cercano, una práctica llevada a cabo sólo por determinados miembros del grupo de estudiantes especiales de Moy Yat, la SSA (Special Students Association). Durante este tiempo mantuvo una residencia en Philadelphia para poder dar a su Sifu espacio y privacidad cuando fuera necesario. Sin embargo, se pasó todo el tiempo viviendo el “Kung Fu Life”: entrenando constantemente y con intensidad, y siendo un estudiante dedicado y compañero constante de su Sifu. Este fue un período de gran esfuerzo y sacrificio personal por parte de Moy Tung. Pasar el mayor tiempo posible con su Sifu se convirtió en piedra angular de tu entrenamiento, siempre siendo capaz de encargarse de los negocios y temas personales de su Sifu.

Al final de este periodo de entrenamiento viviendo con Moy Yat, Moy Tung planeaba abrir una escuela de Moy Yat Ving Tsun Kung Fu en el norte de Nueva Jersey. Sin embargo, tras la muerte de su padre, Garret Randolph Bates, Moy Tung se fue a Virginia a cuidar de su familia y su madre, Ida Florence Dandridge-Bates. De esta manera, tras seis años de entrenamiento, Moy Tung abrió la escuela de Richmond, Virginia perteneciente a la Moy Yat Ving Tsun Kung Fu Family Association.

Su escuela creció rápidamente, con 50 estudiantes en el primer año. Ésto era debido en gran parte, a la contínua dedicación y contacto constante del Gran Maestro Moy Tung con su Sifu. Sus esfuerzos para hacer frecuentes las visitas a la escuela de Chinatown y ayudar a la Moy Yat Ving Tsun Association fueron prueba de esta dedicación. Eventualmente, el Gran Maestro Moy Tung abrió un “Inner Circle” propio, el MY3. Tras un tiempo, unos cuantos de estos estudiantes personales de Moy Tung entraron a formar parte del GSS, una organización de “nietos-estudiantes” del Gran Maestro Moy Yat. Moy Tung trabajó para establecer esta organización para que sus estudiantes pudieran tener la misma inmersión completa en la cultura del Kung Fu del Gran Maestro Moy Yat que el mismo había vivido. Uno de los estudiantes senior dentro de este grupo era Robert “Moy Yat Tung” Squatrito, fundador de la Academia de Moy Yat Ving Tsun de Iowa City, y SiTaiGung de la escuela Moy Yat Ving Tsun de Madrid.

Hoy día, el Gran Maestro Moy Tung supervisa el entrenamiento de cientos de estudiantes, nietos-estudiantes, y bisnietos-estudiantes a lo largo del Mundo. El entrenamiento de estos estudiantes se lleva a cabo en múltiples escuelas de Moy Yat Ving Tsun Kung Fu y ahora también en una red creciente de escuelas de Moy Tung Ving Tsun Kung Fu. Es un gran creyente en el dicho : “La teoría enseña, la práctica demuestra” incidiendo en la importancia del entrenamiento continuado para mejorar sus propias habilidades personales mientras mantiene un calendario ocupado como profesor en el sistema Ving Tsun. El Gran Maestro Moy Tung es también autor de numerosos materiales de enseñanza de Ving Tsun Kung Fu. Continúa viviendo la Kung Fu Life que aprendió a vivir bajo su Sifu, aplicando principios de Kung Fu a todas las cosas que en su vida le son importantes. Está en contacto frecuente con la viuda de su Sifu, Simo Helen Moy, así como otros miembros de la familia de su Sifu y su familia de Kung Fu. Todos los éxitos del Gran Maestro Moy Tung no han cambiado sus prioridades, al contrario: él atribuye su éxito al hecho de que el entrenamiento y crecimiento de la Moy Yat Kung Fu Family Association es su principal compromiso.

Anuncios