Moy Yat y su legado

Moy Yat nació en Toi Shan, en la provincia de Canton. En 1953 su familia se mudó a Hong Kong, donde tuvo la suerte de estudiar Ving Tsun Kung Fu con Yip Man (Ip Man). Fue un seguidor muy cercano de este venerable profesor, siendo un compañero frecuente y un estudiante dedicado.

A los veinticuatro, Moy Yat se convirtió en el Sifu de Ving Tsun más joven. Hoy en día, más de una década desde su fallecimiento, sigue siendo muy respetado. Sus estudiantes se cuentan por millares y muchos de los Sifus conocidos en el Ving Tsun fueron sus estudiantes.

moyyatimg

Sin embargo, el Kung Fu no es el único arte que Moy Yat ha dominado. Era un dinámico y versátil artista. Sus obras de arte se han exhibido en Inglaterra, Hong Kong, Australia, Canadá, así como en América. Él era también uno de los principales fabricantes de sellos en el mundo, y hasta su muerte, fue consultor de La academia de artes chinas y del Museo de historia natural. Su obra más conocida son las BLUSH STROKES. Su ingeniosa simplicidad abstracta era muy fluida y sutil.

Un maestro con el pincel, causó un profundo impacto en la América contemporánea.

El maestro Moy residió en la ciudad de Nueva York y enseñaba regularmente en su escuela de Chinatown. Él también visitaba las escuelas de su rama, dispersas por Estados Unidos, Canadá y México.

Su estudiante Moy Wo Tin, traductor y editor de su libro, fue uno de los responsables del crecimiento y desarrollo de Moy Yat Kung Fu en el sureste de los Estados Unidos.

El maestro Moy Yat dedicó 17 años a ser pionero en el campo especializado a la acupuntura en la oreja, descubriendo y cartografiando nuevos puntos detrás de la oreja, que ahora son usados por acupuntores de todo el mundo.

Anuncios